Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/10873
Título : Cobertura orgánica retráctil
Autor : Chinen Sonan, Juan Carlos
Asesor : Benllochpiquer Castro, José Antonio
Palabras clave : Arquitectura orgánica;Cobertura orgánica retráctil;Conceptos de organicidad
Fecha de publicación : 2007
Editorial : Universidad Nacional de Ingeniería
Resumen : La arquitectura orgánica se basa en la convicción de que la naturaleza es bella y perfecta por sí misma. Por consiguiente, la naturaleza debe ser una gran fuente de inspiración para los arquitectos (De Zurko1), pero la pregunta, ¿será suficiente esto para realizar una obra arquitectónica con calidad?, nos llega a la mente de inmediato, ¿es bueno hacer una arquitectura que se base en formas sólo y exclusivamente por la forma? o ¿necesita de algo más?, son preguntas que nos hacemos al observar y deleitar nuestra mirada con esta suerte de esculturas gigantescas y habitables. Otra de las interrogantes que surgen a raíz de las preguntas antes enunciadas es ¿un edificio sería más orgánico si se comportara como un ser vivo?, o sea, ¿se asemejaría más a un ser viviente si a esta arquitectura se le impartiera movimiento?, además que le daría más dinámica al edificio y por lo tanto éste dejaría de ser un edificio estático y se ajustaría a los cambios de la ciudad, al ser un edificio adaptable en el tiempo, el espacio y también a la mentalidad de las personas. Entonces, por ejemplo, como se sentirían las personas, al saber que cada vez que salgan y miren su vivienda se dieran cuenta que alguna parte de ella es diferente, debido al movimiento de algún elemento de la misma o recogiéndose en forma retráctil alguna de sus partes, rompiendo así la monotonía; por lo tanto, la persona se daría cuenta que es la misma vivienda, pero debido al movimiento de ese elemento, sentiría también que tiene algo diferente. En conclusión, ser retráctil significaría2 que una pieza o parte de un todo pueda avanzar o adelantarse, y después, por sí misma, retraerse o esconderse; o una parte del cuerpo animal que pueda retraerse, quedando oculta, como por ejemplo las uñas de los felinos. Este movimiento le daría algo más a la arquitectura, a parte de la forma orgánica, es como reinventar cada día el mismo edificio, dándole sensaciones distintas a las personas que lo habitan; ya que, para ellos, las personas, es que nosotros diseñamos; como lo predicaban los grandes maestros con el surgimiento del movimiento moderno. Lo más Importante al diseñar esta cobertura es analizar los principios estructurales por los cuales surgieron las formas, así como conceptualizar el movimiento que tienen, para reformularlo en la arquitectura, no simplemente copiar la forma que tienen estos organismos. En el presente trabajo se tratará de mostrar que es lo necesario para llegar a una obra de arquitectura que tienda a una forma orgánica con calidad y sea retráctil, mediante tres grandes grupos, se analizará desde un punto de vista biológico, desde un punto de vista estructural y desde un punto de vista cinético, para luego a partir de estas tres grandes ramas proponer y diseñar una cobertura con las características antes mencionadas.
URI : http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/10873
Derechos: info:eu-repo/semantics/openAccess
Aparece en las colecciones: Arquitectura

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
chinen_sj.pdf30,36 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons

Indexado por:
Indexado por Scholar Google LaReferencia Concytec BASE renati ROAR ALICIA RepoLatin UNI