Please use this identifier to cite or link to this item: http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/16759
Title: Incidencia energética por ingreso del gas natural de camisea, en el Perú y el Mercosur a partir del año 2003
Authors: Palacios Olivera, Carlos Alberto
Advisors: Padilla Ríos, Aurelio Marcelo
Keywords: Desarrollo de los recursos energéticos;Distribución de gas;Gasoductos
Issue Date: 2000
Publisher: Universidad Nacional de Ingeniería
Abstract: La energía es un recurso esencial para el funcionamiento de todas las ramas de la actividad económica, y la vida humana, como tal, es el elemento indispensable en las sociedades modernas, durante la última década este recurso ha incrementado considerablemente sus precios de venta si se le compara con otros productos de la economía. En este contexto, y debido a la perspectiva de una escasez de petróleo a mediano plazo, por ejemplo, así como el agotamiento efectivo de las reservas de petróleo y gas, en unas cuantas décadas el tema energético se ha convertido en un tema de suma importancia en varios países de américa del sur. Cuando las fuentes primarias de energía (petróleo crudo, gas y carbón) eran abundantes y baratas, hubo muy pocos especialistas en los círculos del gobierno, en las compañías petroleras y dentro de los servicios públicos que en verdad se interesaron en el estudio de la energía. Si bien, hoy en día esta tarea merece una seria consideración, es un área que comprende no solamente a los productores de la energía primaria y de la electricidad (la forma secundaria), sino también a los usuarios finales, el consumidor individual y aquellos dentro de la industria y el transporte. La energía es una demanda secundaria, como ya se dejó entrever, pues depende de la demanda de bienes y servicios los cuales requieren un consumo de energía. El suministro de energía abarca a cada uno de los diversos factores implicados en la producción, poniendo énfasis en el capital y en la tecnología. El objetivo tanto de los usuarios como de los productores de la energía es garantizar que la oferta y la demanda que los mismos se encuentren adecuadamente equilibrados. También los gobiernos consideran que es su responsabilidad contribuir a este proceso de nivelación. De esta manera la energía ha entrado al campo de la política nacional, y claro está al de la internacional, ya que en su compra o venta están implicados considerables sumas de dinero. Los principales usos de la energía, además de la generación de electricidad, son el uso residencial, uso industrial y el transporte, mientras que los proveedores de energía se dividen en dos grupos, productores de energía primaria y productores de electricidad (por ejemplo, las empresas de servicios públicos). En el uso residencial se consume una variedad de productos energéticos (combustibles, petróleo, gas, electricidad) para fines tales como el calentamiento, la cocina y la iluminación. En la industria, la energía obviamente puede ser un elemento importante en la determinación de los costos de producción. La empresa interesada comparará la eficiencia de la energía, el costo en capital de equipo, y los diversos costos de los combustibles, y de esta manera podrá substituir una fuente energía por otra, como una consecuencia tanto del factor costo como de la innovación tecnológica. De manera similar, cualquiera que sea la forma del transporte, la energía es indispensable. Todas las formas de transporte, individual o colectivo, con la excepción de los ferrocarriles impulsados con electricidad, constituyen un mercado cautivo para los productores del petróleo. La función de las empresas de servicios públicos es transformar las fuentes primarias de energía, como carbón, gas natural, petróleo y uranio enriquecido, en electricidad, la cual entonces se distribuirá a la industria, el comercio y el uso doméstico individual. Las empresas de servicios públicos compararan tanto los costos de capital como aquellos en los que se incurra al comprar las diferentes fuentes primarias de energía. Por otro lado, a consecuencia de los cambios políticos y económicos globales el sector energético de los países latinoamericanos está sufriendo cambios de enorme magnitud, al punto tal que la estructura institucional que existió por décadas con el Estado como centro de gravedad está siendo reemplazada por otra en que ese mismo Estado parece tomar una posición periférica. Se comenzará por describir cómo era la estructura organizativa que en muchos países está en vías de desaparecer. La estructura tradicional de los sectores energéticos se encuadraba generalmente en los siguientes esquemas: Sector Eléctrico Que comprende una o más empresas eléctricas estatales, departamentales o municipales encargadas de prestar el servicio eléctrico y de la planificación de largo plazo de los sistemas interconectados. Tienen la característica de tener gran capacidad de generación y asignación de fondos y son (hasta que dejan de serlo) sujetos de crédito por parte de los organismos internacionales. Los sistemas aislados y la electrificación rural no cuentan con instituciones específicas, sino que están representados por oficinas (generalmente débiles) de las empresas eléctricas o del gobierno central o departamental. Sector Hidrocarburos Comprende una empresa petrolera estatal que puede o no compartir el mercado con empresas multinacionales. Generalmente la empresa estatal controla el mercado de exploración y explotación a través de concesiones, mientras que el mercado de distribución y a veces el de refinación esta compartido con las firmas extranjeras. En los países chicos, no productores, hay generalmente una sola empresa (estatal o multinacional) que se ocupa de la refinación. En la distribución puede haber varias firmas, una estatal y otras multinacionales. Otras instituciones A parte de las anteriores, que son comunes a todos los países, suele haber otras organizaciones tales como empresas de gas y de carbón (generalmente estatales), empresas siderúrgicas productoras de coque, ingenios azucareros, productores de bagazo, etc. Dentro de este contexto nuestro país, en términos energéticos, se apresta a poner en valor en gran escala (para nuestro país) una de sus nuevas fuentes: el GAS NATURAL combustible cuya utilización en la generación eléctrica ha comenzado recientemente en Perú. Adicionalmente la entrada en producción del yacimiento de Camisea hace que el tratamiento del gas natural para determinar tarifas eléctricas adquiera relevancia ya que en la metodología para la fijación de éstas se le debe incluir como combustible alternativo. El presente trabajo, en ese sentido, analiza la incidencia energética del gas natural de Camisea a partir de la reconversión de plantas eléctricas existentes y plantas a instalarse según una expansión optima de sistema eléctrico nacional; así como, el uso en la industria, el uso en el sector transporte y su ingreso al sector residencial, lo que permitirá apreciar que el gas natural de Camisea tiene una enorme incidencia en el futuro energético del país. Así el presente trabajo se ha dividido en cuatro capítulos, el primero de los cuales (Capítulo I) Introducción, define el problema a tratar, el objetivo e hipótesis de trabajo, los alcances y limitaciones que se ha tenido en el desarrollo de este y finalmente la metodología que se utilizó para tratar el tema. En el Capítulo II, Marco Conceptual, se presentan los aspectos conceptuales sobre los cuales se ha desarrollado el trabajo. Para este propósito se han considerado un marco técnico, donde se describe los puntos más importantes referidos al Gas natural. Otro punto importante comprende el marco económico, que como se sabe siempre está asociada a los modelos de desarrollo económico. Se incluye igualmente en marco regulatorio, que involucra a los dos sectores más importantes: electricidad e hidrocarburos. Con esto se busca presentar las consideraciones energéticas asociadas a este combustible, los conceptos microeconómicos que normalmente son utilizados para el cálculo de las tarifas de electricidad a través de la aplicación de los modelos de optimización que posteriormente permitirán la planificación energética de la producción, y precisar aspectos importantes sobre el funcionamiento de este tipo de mercado de energéticos. El Capítulo III, aborda temas referidos al sistema nacional de energía donde se presenta la estructura orgánica de la cadena energética peruana. Igualmente se desarrolla el tema referido a las fuentes y usos de los diferentes energéticos que se complementa con un análisis de su comportamiento histórico y tendencias. El estudio de todos estos puntos tiene por objeto presentar la situación energética actual relacionando el tema energético, socioeconómico e identificando los sectores relevantes donde se estima que el gas natural será utilizado. La incidencia energética esperada con el ingreso del gas de Camisea en el Mercosur se analiza en el Capítulo IV donde se describe la interconexión futura de los gasoductos del Mercosur. Los consolidados son recogidos en sus aspectos económicos y ambientales. Finalmente se adjuntan las conclusiones a las que he llegado, así como recomendaciones que considero de interés en este trabajo.
URI: http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/16759
Rights: info:eu-repo/semantics/embargoedAccess
Appears in Collections:Ingeniería Mecánica

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
palacios_oc.pdf14,74 MBAdobe PDFView/Open


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons

Indexado por:
Indexado por Scholar Google LaReferencia Concytec BASE renati ROAR ALICIA RepoLatin UNI