Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/2564
Título : Fábrica de loza
Autor : Alva Ambrosini, Susana
Palabras clave : Industria cerámica;Loza
Fecha de publicación : 1952
Editorial : Universidad Nacional de Ingeniería
Resumen : Con el nombre genérico de cerámica, se conocen todos aquellos productos manufacturados con materiales térreos, que trabajados convenientemente, se pueden modelar y que calentados a cierta temperatura elevada, adquieren gran dureza. La industria cerámica abarca los productos de porcelana, loza, vidrio, arcilla estructural, productos refractarios y aporcelanados. En el curso de este trabajo nos referimos a una de sus ramas, la Industria de semi-porcelana; dentro de ésta, la que se relaciona con artículos para vajilla de comedor y que puede elaborarse tanto blanco, como decorada en diferentes colores. Su pasta, esencialmente compuesta de arcilla y sílice, es una mezcla de los diferentes elementos aportados por estos materiales; el quemado nunca se lleva hasta la vitrificación y por lo tanto ella es incompleta y el artículo toma el nombre de semi - vítreo. En las civilizaciones de todos los tiempos se hallan numerosas muestras del empleo de las arcillas. Se cree que los egipcios fueron los primeros que trabajaron en ellas; muestras de la rejilla elaborada por ellos, se encuentran en las antiguas necrópolis, trabajaban a mano y en el torno y tenían conocimiento sobre el quemado en el horno. Los asirlos, caldeos y persas, utilizaron frecuentemente, en su arquitectura, los elementos cerámicos y sabían esmaltar la arcilla cocida. En el museo del Louvre, se puede admirar una de sus obras más bellas: el friso de los Arqueros del Palacio de Darío. Los griegos nos han legado producciones de alto grado de perfección. Los primeros artículos son de manufactura tosca, copia de forma humana; más tarde se usó la ornamentación geométrica. Hacia la época corintia se perfeccionaron tanto en la elaboración como en el decorado, dando un acabado perfecto. Durante los siglos Vi y V antes de J. C., llegó a su apogeo el arte de modelar y decorar. El siglo IV marca la decadencia de las producciones griegas. Los romanos recibieron la influencia griega y cuando el Imperio Romano llegó a su fin, cesó de existir en Europa la elaboración de los artículos de cerámica. Este estancamiento duró hasta promediar la Edad Media. En la China y en el Japón la fabricación de la porcelana es muy antigua y ambas van paralelos en su desarrollo. Según algunos documentos datan del año 2600 antes de J. C., pero sólo se tienen datos del año 86 antes de nuestra era. La época de más prosperidad se sitúa bajo la dinastía de los Mings (1638) y de los Tsings (1661), época en que se empezó a llevar a Europa artículos de cerámica. En Europa, excluyendo Persia y el cercano Oriente se implantó la industria cerámica, que vino a través de España traída por los moros, quenas llevaron artesanos de la religión mongólica, ya que ellos no poseían arte propio, pero si dominaban aquellas regiones. La dormida cultura, árabe – persa floreció en España del siglo TH al SI. Se aplicaron sobre recipientes brillantes y delgados esmaltes y se pintaron y decoraron en diferentes formas, grandes platos de ceremonial. El decorado con oro desapareció en el siglo XVI, para ser remplazado por el de cobre. Las Cruzadas pusieron en contacto Europa con el Cercano Oriente y se implantó la misma semilla en las regiones de Italia. La industria cerámica en los EE.UU. debe su crédito a la británica y dependía de ella hasta hace pocos años, en que se independizo totalmente.
URI : http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/2564
Derechos: info:eu-repo/semantics/openAccess
Aparece en las colecciones: Ingeniería Química

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
alva_as.pdf4,7 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons