Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/3866
Título : Estudio del comportamiento sísmico y reforzamiento del centro de instrucción de la PIP: pabellón de servicios
Autor : Ayre Gabriel, Leon Donato
Palabras clave : Análisis sísmico;Diseño antisísmico
Fecha de publicación : 1975
Editorial : Universidad Nacional de Ingeniería
Resumen : El Perú se encuentra en una zona del planeta que ofrece al hombre un desafío constante, se halla ubicado dentro de lo que se denomina el cinturón circumpacifico, donde se desarrolla la mayor actividad sísmica del mundo con no menos del 80% de los terremotos detectados. Contra este reto la ciencia y la técnica ha Ideado y puesto en práctica una respuesta que tiene como misión fundamental proteger al hombre: El diseño antisísmico. Debemos comprender que el propósito básico de un diseño antisísmico es el de construir edificaciones capaces de evitar pérdidas de vida y daños materiales. Considerando por un lado el aspecto económico y por otro la Incertidumbre de ocurrencia de terremotos, no podemos Pretender una preservación total de las construcciones, en estos casos, que son los más remotos, lo que nos interesa es evitar las fallas que ocasionan pérdidas humanas, aun cuando se produzcan daños Importantes en la edificación. Una edificación sismo resistente es la diseñada y construida para resistir sismos muy intensos, hasta el grado IX M.M. En el presente siglo la máxima intensidad sísmica registrada en un centro poblado del país ha sido el grado IX M.M, con ocasión del terremoto del año 1947 en Satipo, Ahora bien, esta máxima intensidad puede ocurrir; tratándose de construcciones sismo resistente se esperan daños del 5 al 10 por ciento, pero la estructura no debe colapsar, para sismos de menor intensidad que son las más frecuentes, los daños deben ser insignificantes y en elementos secundarios. Es posible diseñar estructuras que no sufran daño alguno con un sismo del grado IX M.M., pero el costo sería demasiado elevado. Lo que se busca, en definitiva, es un equilibrio entre seguridad y costo. Para poder Evaluar sísmicamente una edificación, hay que conocer su comportamiento estructural ante un movimiento sísmico, este comportamiento sísmico depende de varios factores los que se pueden resumir de la siguiente manera. a) Magnitud del sismo b) Distancia epicentral y profundidad del foco c) Factor suelo de la zona d) Tipo de estructura. La magnitud del sismo es la cantidad de energía liberada por el sismo. Según texto de G, V. Berg y S.S. Thomaide presentado con ocasión de la II conferencia Mundial de ingeniería Antisísmica, la disipación de energía en el factor clave para explicar el comportamiento que observan las estructuras durante los grandes terremotos. El terremoto entrega energía a la estructura y para sobreviré sin excesivo daño, la estructura debe consumir toda la energía que se le ha entregado. Parte de esa energía es almacenada momentáneamente en ella en forma de energía elástica y cinética, pero en definitiva toda la energía debe ser disipada por fricción interna y deformación plástica tanto en la parte estructural del edificio como en la parte no estructural. La distancia epicentral es la distancia entre el epicentro y el punto donde se mide el sismo. Desde el punto de vista estructural solo interesa los sismos que ocurran a una distancia epicentral menor que 1.000 km. ya que son los que potencialmente podrían producir daños. En cuanto a las características del suelo. Lima se caracteriza por tener un suelo constituido, mayormente, por conglomerado seco y compacto, terreno sísmicamente favorable. El tipo de estructura influye fundamentalmente porque cada edificación tiene su propio de vibración. por lo general las estructuras bajas tienen periodos cortos y las altas periodos largos, dependiendo de su estructuración (flexibles o rígidas) y del tipo de suelo sobre la que están cimentados. Estos factores están íntimamente ligados y se tendrán presente en el estudio de todo proyecto de ingeniería civil. En los proyectos de reparación de daños hacemos notar el hecho de que muchas de ellas se realizan sin ningún criterio técnico, lo que significa que en futuros sismos las fallas volverán a producirse en las mismas zonas de esos edificios ya fatigados y con acumulación de daños. Se recomienda en estos casos que las reparaciones sean integrales y para mayor seguridad adoptar la defensa escalonada que consiste en la colocación de placas de concreto para defender los elementos frágiles, como los vidrios, para sismos leves. La segunda línea de defensa lo constituyen las vigas y columnas, el edificio no colapsa, aunque se rajen las placas de concreto. Se debe tener un plan de acción destinado al reforzamiento de estructuras importantes, tal como se hace en otras ciudades extranjeras situadas también en zonas sísmicas. en el Perú de acuerdo a nuestros recursos económicos podemos aumentar la capacidad sismo resistente de las edificaciones con el reforzamiento y aplicando convenientemente la técnica podremos conseguir óptimos resultados en los proyectos de ingeniería civil y no tendremos que esperar desgracias.
URI : http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/3866
Derechos: info:eu-repo/semantics/openAccess
Aparece en las colecciones: Ingeniería Civil

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
ayre_gl.pdf13,58 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons