Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/7456
Título : Compuesto de vanadio como miméticos de insulina para el tratamiento de la diabetes
Autor : Sánchez Loayza, Nicanor
Asesor : Valderrama Negrón, Ana Cecilia
Palabras clave : Vanadio;Insulina
Fecha de publicación : 2009
Editorial : Universidad Nacional de Ingeniería
Resumen : La presencia del vanadio en diversos sistemas biológicos y su requerimiento en diversos procesos vitales es ya conocido y en vigente estudio. El vanadio es un elemento químico de número atómico 23 situado en el grupo 5 de la tabla periódica de los elementos químicos, su símbolo es V. Los estados de oxidación del vanadio son +2, +3, +4, y +5, siendo los estados de oxidación +4 y +5 los de mayor interés para nuestro estudio por ser los mejores oxidantes. Entre los principales compuestos que forma el vanadio tenemos: los oxihaluros, vanadatos, complejos de vanadio (V), óxidos y oxoaniones de vanadio (IV). El vanadio se encuentra presente en concentraciones muy pequeñas en todas las células de plantas y animales. No se tiene conocimiento exacto de su función, pero se ha demostrado que presenta un efecto inhibidor sobre las APTasas (subconjunto de enzimas que son capaces de producir la hidrólisis del adenosin trifosfato (ATP) en adenosin difosfato (ADP) y un ion de fósforo (ion fosfato) libre). El vanadato bloquea la actividad de varias ribonucleasas y fosfatasas, pero uno de los aspectos fundamentales del vanadio es el efecto de potenciar o simular la actividad de la insulina. La insulina es una hormona producida por el páncreas cuya función principal es regular (bajar) la cantidad de azúcar (glucosa) en la sangre mediante el control de la velocidad a la que la glucosa se consume en las células del músculo, tejido graso, hígado, etc. y entre las alteraciones provocadas por falta de insulina se tiene la diabetes Tipo I (insulina dependiente) y la diabetes Tipo II (insulina no dependiente o resistencia a la insulina). Cabe señalar que las fuentes de la insulina son de origen animal y por síntesis de bacterias alteradas genéticamente. Su administración en forma oral (para el tratamiento de la diabetes) no es biológicamente activa; por lo cual las desagradables inyecciones subcutáneas son necesarias. Muchos tipos de compuestos han sido investigados para el tratamiento de la Diabetes y una droga oral, que imite el efecto de la insulina es particularmente deseable. Las investigaciones recientes demuestran que los compuestos de vanadio estimulan la absorción de la glucosa y se comportan por tanto como imitadores de la insulina. En particular los complejos de vanadio ofrecen la posibilidad de una droga oral; la cual podría superar la resistencia a la insulina (Diabetes Tipo II) y por ello los compuestos de vanadio se han convertido en un foco principal de investigación. Si es verdad que algunos compuestos de vanadio pueden imitar a la mayoría de los efectos metabólicos de la insulina, el mecanismo exacto por el que el vanadio causa este comportamiento ha sido el tema de interés en los últimos años.
URI : http://cybertesis.uni.edu.pe/handle/uni/7456
Derechos: info:eu-repo/semantics/openAccess
Aparece en las colecciones: Química

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
sanchez_ln.pdf2,96 MBAdobe PDFVisualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons